El que esté libre de pecado que tire (o se tire) el primer pulmón

Por: Anddy Landacay Hernández

Susan Hoefken la cagó. Así de sencillo: la cagó. Y aunque ayer salió en el programa de Lucar a negar todas las acusaciones y reafirmarse en la tesis del robo; a estas alturas es más que evidente su mentira. Y bueno, que merece que le hagan muñecos de año nuevo con su rostro y un par de dedicatorias en Facebook está bien, que le hagan el callejón oscuro mediático, bacán;  puespero de ahí a convertirla en la “enemiga número uno del país” no jodan. Tampoco caigamos en la huachafada del “nacionalismo”.

Anoche, mientras cenaba, se me dibujó un signo de interrogación en la cabeza al escuchar las declaraciones de nuestro deslenguado presidente Alan García sobre Susan Hoefken: “Esto es gravísimo y malvado. Esta mujer no parece peruana, nació de casualidad en el Perú. Eso es lo malo de nacer de casualidad en el Perú. Cómo es posible el daño que nos ha hecho”. Para mi es profundamente reveladora esta afirmación.

Veamos un simple razonamiento lógico: Si Susan Hoefken nació de casualidad en el Perú. Eso implica que es posible que se nazca por decisión propia en el Perú. Es decir que es posible optar por una especie de designio pre-natal que nos ubica en esta hermosa tierra del sol. Esto me recordó inmediatamente las palabras del inefable General Nicolás de Bari Hermoza, (sí el fantoche de Montesinos y Fuji) quien señaló que Mario Vargas Llosa había “nacido en el Perú por un error de la geografía”. Lo cual implica que el ex presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas peruanas sí había nacido aquí por un acierto del “creador”.

Pero volviendo al tema de la Hoefken creo que en el fondo está presente otra vez el tema del “nacionalismo mediático”. Es decir aquel que aparece solo cuando tocan algo de nuestros sacrosantos símbolos o emblemas patrios. Ahora todo el mundo habla de la “imagen del país” como si fuera una preocupación cotidiana. Ya pues, no me jodan. Si realmente nos interesara un poco (realmente) los elementos que nos constituyen como país y que podrían construir nuestro cacareado “nacionalismo”, el Zambo Cavero hubiera recibido la orden del sol en vida y no se hubiera muerto en un hospital del Estado. Y el Indio Mayta, quien ha dedicado casi toda su vida a difundir el arte musical peruano no se estaría muriendo patéticamente en estos momentos en el hospital Almenara.

Si fuéramos realmente “nacionalistas” y preocupados por la imagen del país. Buscaríamos por lo menos tratar de aprender junto con el inglés, el idioma aymara o el quechua (lengua que usan más de 3 millones de peruanos) para poder cohesionarnos realmente como país. Si quieres realmente integrarte a alguien primero tienes que empezar por comunicarte con él. Todo lo contrario es solo un saludo a la bandera. Si realmente queremos “cuidar” la imagen del país, deberíamos empezar por enseñarle a nuestros hijos a no botar la basura en la calle, a no mear en los postes, a respetar las colas, a llegar temprano, a devolver lo que encontramos, a dar el asiento reservado en el micro, a no ofrecer coimas ni recibirlas.

Nuestra mano al pecho no solo debe estar allí solo para cantar un himno que repetimos de paporreta, sino para tomar conciencia de nuestra realidad y no caer el patrioterismo y menos en el chauvinismo estupefaciente. Hay que ser realistas. No se puede amar al Perú, porque solo se ama a las personas que se conoce. Uno no puede amar una abstracción. Y el Perú, es cierto, es Gastón Acurio, Kina Malpartida, Juan Diego Flores y Machu Picchu, pero también es Montesinos, Abimael Guzmán, Laura Bozzo y Susan Hoefken. Nos guste o no ellos también son peruanos. Y nuestro Perú tiene matices positivos y negativos como todo país. Pero lo que es innegable, es que mientras no entendamos nuestras contradicciones, diferencias y no dejemos de lado discursos racistas, xenófobos y patrioteros, la idea de nación peruana seguirá siendo un cuento tan grande como el del pulmón robado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s