En Busca del Estado Laico

POR: ANDDY LANDACAY HERNÁNDEZ

Estuve releyendo un interesante ensayo de Mario Vargas Llosa titulado “La Señal de la Cruz”, en el cual hacía referencia a un caso que generó una gran polémica en Alemania. Sucede que unos padres de familia de una pequeña aldea de Baviera presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional de la República argumentando que sus tres pequeños hijos habían quedado “traumatizados” con las imágenes del cristo crucificado que estaban obligados a ver diariamente en las paredes de la escuela pública donde estudiaban.

El caso no hubiera despertado mayor importancia de no ser porque, en contra de lo que esperaba la mayoría, el TRIBUNAL CONSITUCIONAL falló a favor de la pareja y ordenó que se retiraran las cruces y crucifijos de todas las aulas porque según el argumento constitucional “El Estado en materia religiosa debe ser neutral”. Lógicamente esto despertó las “ iras Santas” de la iglesia Católica, empezando una campaña feroz de condena y con incitaciones a la desobediencia civil por parte del cardenal de MUNICH, Friedrich Wetter.

Este ejemplo grafica de cuerpo entero una realidad que de ninguna manera nos es ajena.

Pero para explicar mejor este tema debemos ir hasta sus inicios. Como se sabe por Historia desde que el cristianismo deja de ser perseguido y es reconocido por Constantino mediante el Edicto de Milán promulgado en el año 313, empieza su vertiginoso accenso hacia el PODER, y con TEODOSIO el Grande pasa a ser la religión oficial del Imperio adquiriendo una influencia absoluta que incluso subordina a los Emperadores. Esta oscura etapa de la humanidad se le conoce como EDAD MEDIA, época dónde el poder de la IGLESIA CATÓLICA llegó a niveles jamás alcanzados por otra fuerza en la humanidad.

Para lograr esta hegemonía sobre emperadores y reyes se valieron de un arma terrible para la época: LA EXCOMUNIÓN, con este castigo Papal se tenía a buen recaudo a la realeza. Un caso ejemplar de este poder es del PAPA GREGORIO VII el cual humilló a ENRIQUE IV haciéndolo suplicar de rodillas para que le levante el castigo y lo perdone.

El asunto es que desde entonces LA IGLESIA CATÓLICA y el ESTADO han mantenido un fuerte nexo basado en el interés político, financiero y territorial cuya influencia se extendió a diferentes partes del mundo, a excepción de los territorios del MEDIO ORIENTE donde el ISLAM les ganó la batalla y el de los pueblos orientales que hasta hoy mantienen esa independencia cultural y religiosa.

La forma como perdió este poder la IGLESIA CATÓLICA es explicado de forma brillante por el mismo VARGAS LLOSA: “Si la religión católica ha dejado de mandar herejes a la hoguera y las tenazas y parrillas del Santo Oficio se han enmohecido, en tanto que en cierta forma el fundamentalismo islámico mantiene viva dichas prácticas y se jacta de ellas sin rubor… ella se debe a que, a diferencia de las sociedades musulmanas que siguen siendo entrañablemente religiosas, las cristianas han sufrido un proceso de secularización- de separación de la cultura general y del poder político- que ata de pies y manos a la IGLESIA y la obliga a actuar ahora dentro los confines de una legalidad en la que ella puede influir pero que no dicta no controla”.

La frase clave en este texto es “PROCESO DE SECULARIZACIÓN”, eso, que en el ideal democrático se estipula perfectamente pero que en la práctica es aún un proceso lento que recién está consiguiendo logros y cuyo abanderado es HOLANDA que permite libertades que en otros países causarían escándalo.

Si bien es cierto que todos los procesos revolucionarios llámese Reforma, Ilustración, Renacimiento, Humanismo, etcétera han logrado que la IGLESIA CATÓLICA pierda ese poder hegemónico que tuvo durante siglos, hay muchísimos cambios por realizar, lógicamente en la otra esquina está el atroz ejemplo de las sociedades Musulmanas en la cual los derechos individuales, sobre todo de las mujeres, son aplastados por el PODER del fundamentalismo religioso.

Pero estamos en occidente o como suelen decir los estadistas: “occidente democrático y civilizado” y en el que sí es posible reclamar con justicia el respeto a las minorías, un principio fundamental en sociedades de este tipo.

No se trata de resentimientos, ni de lucha contra las religiones. Decir que “la religión es el opio de los pueblos”, frase marxista que respondía a un contexto histórico, me parece un completo absurdo. Y lo digo yo, que pertenezco a ese 2.5 % que en el PERÚ se confiesa abiertamente ATEO. Sin embargo, entiendo que la mayoría de personas necesitan sustentar su moral y su fuerza espiritual en una religión y en la idea del “Ser supremo”, en este asunto no hay ni vuelta que darle. El principio democrático y de libertad le da a uno el derecho de “creer” o “no creer” en lo que le de la regalada gana. Y más aún, en difundir y defender sus dogmas con total tranquilidad.

El problema radica cuando una religión es mayoritaria y en nombre de esta mayoría quiere imponer a las minorías sus “sistemas de fe”. El caso del colegio Alemán con que inicié esta nota refleja eso: como la mayoría acepta el dogma de la “divinidad de Cristo” y su crucifixión para “redimir los pecados de todos”, entonces, aquí en el PERÚ, en las escuelas e Instituciones del Estado se puede ver libremente imágenes de Santos, Vírgenes, Cristos sangrantes, etc, se reza el Rosario, el Padre Nuestro, el Ave María, no importa que en ese mismo lugar, hayan Testigos de Jehová, Evangélicos, Mormones, o de otras religiones no cristianas e incluso Ateos, que por obvias razones son excluidos.

El curso de Religión Católica es todo un tema aparte, que trataré en un próximo artículo, y es otro indicador lamentable de cómo aún se hace difícil la completa separación entre Estado e Iglesia. El Clero tiene el todo el derecho de difundir sus dogmas a sus fieles, pero que lo haga en sus Templos, o en sus Colegios y sus Universidades Privadas, no en centros educativos del Estado que se levantan con los impuestos que pagamos también quienes no somos católicos.

Sin embargo, la más escandalosa prueba de la Unión entre Estado e Iglesia en el Perú, y que suele ser un tema TABÚ, es el CONCORDATO firmado por el GENERAL FRANCISCO MORALES BERMÚDEZ en el último día de gobierno en Julio de 1980 que realmente tiene cláusulas de escándalo como el ingreso que recibe un Arzobispo que es equivalente ¡al de un Ministro de Estado!!!.

Esta cláusula fue ratificada por el prófugo ALBERTO FUJIMORI mediante el Decreto Supremo N° 145- 91-EF y publicada en el diario Oficial “EL PERUANO” el 3 de Julio de 1991. ( Al final del texto están los documentos escaneados.)

Este Concordato (Decreto Ley 23211) exonera también de impuestos a todas sus instituciones y templos además de una serie de gollerías que sencillamente me hacen dudar de la “sacrosanta” labor de la IGLESIA en la tierra.

El asunto es que estos hechos son una clara contradicción con el principio democrático de IGUALDAD DE OPORTUNIDADES y un claro ejemplo de discriminación religiosa basada tan solo en las estadísticas que siguen indicando que la mayoría es CATÓLICA. Sinceramente a mi me tiene sin cuidado que el CARDENAL Cipriani salga todos los Domingos a decir que no se deben usar condones, que no se tome la píldora del día siguiente, que los maricones se van a ir al infierno, que el aborto no esta permitido en ningún caso, y todo lo que se le venga en gana; lo que sí no estoy dispuesto a tolerar es que con plata de mis bolsillos y la de todos los peruanos, entre los cuales no solamente hay católicos, y basándose en el argumento de el “reconocimiento a la importante función ejercida en la formación histórica, cultural y moral del país” , el Estado siga alimentando las arcas del Clero; estos son hechos que van más allá de la religión y tienen que ver con un principio elemental de respeto a la minoría, a esa INMENSA MINORÍA que reclama con urgencia un ESTADO LAICO.

1

2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s