Sexualidad, sensacionalismo y pacatería made in opus dei

Por: Anddy Landacay Hernández

“LA CLAVAN CON UN TUBO” era el titular del diario “El Chino” ( 1 de junio del 2006- año 12/ N° 4149) que a la vez mostraba la foto de una mujer que había sido violada introduciéndole un tubo en la vagina. De más está decir lo grotesca que resultaba esta imagen colocada tan alegremente en la portada, mucho más , el titular que la acompañaba. Y no es la primera vez que sucede. Ante esto, Julia VALENZUELA y RAFEL REY han presentado en el congreso un proyecto de ley para castigar este tipo de informaciones que atentan contra la “moral y las buenas costumbres”.

Aquí debo hacer dos consideraciones: la primera es que es muy cierto que los periódicos “Chicha” tienen un tratamiento de la información deplorable y que no tienen una mínima noción de ética periodística. Esto se debe a que su única intención es vender sin importarle caer en la vulgaridad. La segunda: estoy totalmente de acuerdo que quienes elaboran estos bodrios pseudo-periodísticos reciban una sanción ejemplar de acuerdo a ley. Lo que a mi me asusta es que detrás de esa iniciativa estén JULIA VALENZUELA y RAFAEL REY quienes siempre promueven leyes guiados por sus convicciones religiosas que son sumamente conservadoras. Y allí radica el peligro de tener un Estado que no se ha separado completamente de la IGLESIA CATOLICA.

Para nadie es un secreto la constante “lucha” desde el congreso de RAFAEL REY para prohibir la píldora del día siguiente y todo aquello que tenga que ver con la libertad de la mujer para interrumpir voluntariamente el embarazo. Por otro lado la más reciente “perla” de JULIA VALENZUELA es haber logrado la modificación del artículo 173 del Código PENAL que considera como violación sexual la relación sexual que cualquier persona pudiera tener con una menor de 18 años.

Esto ha motivado la crítica de destacados juristas como el Dr. LUIS LAMAS PUCCIO que critican la norma por seguir “conceptos arcaicos”. Y es cierto, por ejemplo, gracias a esta ley , ahora las relaciones sexuales entre adolescentes es un delito. Es decir dos jóvenes de 17 años que tienen sexo voluntariamente y guiados por los sentimientos, estarían faltando a la ley y ambos serían culpables. Tremendo absurdo.

El problema de todo este embrollo no es que se sancione o no una determinada acción, el problema es con qué criterios se sancionan los mismos. ¿Con los del OPUS DEI?, ¿Con los del Sodálite? o ¿con los de la objetividad de verdaderos especialistas libres de esos sesgos religiosos?. Ahí está la disyuntiva.

Detrás del afán de condenar “el atentado contra la vida” como llama RAFAEL REY al aborto está el totalitarismo de los sectores conservadores de la  IGLESIA que quieren continuar la “cultura del tutelaje” hacia la mujer. Y detrás de la ley que promovió JULIA VALENZUELA no solo está la NECESARIA lucha contra los DEPRECIABLES VIOLADORES de menores sino el criterio ultra conservador del clero por reprimir y controlar  la sexualidad que “ellos” consideran “pecaminosa”.

Por eso me preocupa esta iniciativa para sancionar los medios de comunicación. No es por azar que estos dos congresistas se hayan juntado. La señora VALENZUELA a hecho referencia no solo al hecho de la mujer violada que mencioné al principio de este artículo. También criticó los consejos sexuales que este mismo diario traía en sus contenidos. Inmediatamente revisé los interiores para ver si era cierto tanto “horror” y lo que encontré fueron consejos tántricos para mantener las erecciones durante el coito y algunas imágenes sugestivas pero no grotescas como la de la portada.

La congresista en su intervención en el congreso hizo alusión a la “moral y las buenas costumbres”, a las “familias decentes” y que “no consumían este tipo de cosas”, con lo que supuse que a la señora VALENZUELA le horroriza el sexo, la variedad sexual y mucho más que se hable de ello. No me sorprende, si al Dr. Marco Aurelio Denegri lo criticaban por escribir descarnadamente y sin tapujos sobre sexo en su columna en el suplemento de LA REPÚBLICA e incluso por mostrar imágenes de parejas en pleno coito, con mucho más razón si estas informaciones vienen en estos diarios que no se caracterizan precisamente por la sobriedad.

Entonces volvemos a la polémica de siempre: ¿Qué es lo malo?, ¿Qué es lo bueno?.Qué es lo moral o qué es lo inmoral?. Estas son respuestas que deben ser resueltas por un ESTADO LAICO que dé apertura a diferentes opiniones de personas  con un criterio más amplio que las mentes fanatizadas y dogmatizadas que solo nos devuelven al oscurantismo  de la edad media.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s