El poder humano

Por: Anddy Landacay Hernández

La leyenda nos cuenta que cierto día Zeus despertó con un terrible dolor de cabeza, tan insoportable era este dolor que tuvo que mandar a que le partieran la cabeza con un hacha. Al abrírsele la testa al dios del Olimpo de su interior brotó una hermosa mujer vestida de blanco. Era Atenea, la diosa de la sabiduría y de la inteligencia que buscaba su libertad.

Este hecho mítico, bien puede convertirse en una excelente metáfora de la realidad humana muchas veces ignorada por nuestra vocación positivista.

El hombre intranquilo, preocupado, sintiendo una gran carencia en su existencia, sin poder conciliar el sueño, siente que sus ideas revolotean dentro de su cabeza como una inquieta Atenea buscando salir, al igual que el Pájaro Azul del hermoso libro de Rubén Darío.

El hombre camina y camina en medio de la oscuridad de su habitación, golpeándose la cabeza con las manos, y pensando en las imposibilidades de este mundo que parece sojuzgarlo. De pronto desea con todas sus fuerzas (si acaso es esto suficiente) que se liberen sus ideas y que tomen la forma de ese ser al que tanto ama pero que aún no sabe a ciencia cierta quien es. Su deseo se cumple e inmediatamente la tiene ante sus ojos, más el piensa que todo ha sido un sueño insensato y vano, y al final, relajado y libre se va a dormir tranquilo lo que queda de la noche.

Meses después, camino a su trabajo, o a la universidad (da lo mismo para esta historia) se encuentra frente a la mujer que brotó de sus ideas. Sorprendido, se queda mirándole a los ojos, auscultando sus pupilas y reconociendo en ellos un atisbo de su propia existencia. El hombre se acerca venciendo su timidez y le sonríe. Ambos se habían descubierto.

En el Aleph de Borges, hay un relato titulado Deutsches Réquiem que cuenta la historia de un oficial Nazi que expone sus fundamentos acerca de la actitud bárbara que tomaron los alemanes durante la segunda Guerra Mundial. En una parte del texto se leen estas sorprendentes palabras : “todos los hechos que pueden ocurrirle a un hombre, desde el instante de su nacimiento, hasta el instante de su muerte han sido prefijados por él. Así, toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro, una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio “.

Esta teoría que para muchos puede resultar extraña y desconcertante, para los que conocemos el universo caprichoso e intrincado de Borges le llamamos “divina posibilidad humana”. Resulta controversial por cierto, puesto que ello supondría cierto poder extraterrenal en las cosas humanas, cierta capacidad para determinar los hechos que supuestamente le atribuimos aun dios.

Miguel de Unamuno gran ensayista, novelista y además filósofo y filólogo español, deslizó en su Niebla a través del pensamiento de su Augusto Pérez una teoría que puede compatibilizar con lo expuesto. El personaje camina por la calle, cuando ve de pronto pasar a una hermosa mujer llamada Eugenia. En ese momento Augusto se quedó impresionado de su belleza y de su alma. Se enamoró de inmediato. Luego se cuestionó: ¿Cómo se puede amar a alguien a quien sólo se ha visto una vez?, ¿Cómo se puede amar a quien no se conoce?. Un sacerdote le dijo que el conocimiento precede al amor y que sólo conociendo bien a una persona se le puede amar. El refuta esta premisa y afirma: “¿Qué basta para amar a un objeto? ¡Vislumbrarlo! ¡y yo la vislumbré!”. “el amor precede el conocimiento, y este mata aquel”, afirma Augusto Pérez, además nos dice que “el amor puede adelantarse al objeto del amor.

Sí, así como lo oyen, el amor antes que el objeto y el conocimiento. Es el amor el que ha sacado a Eugenia de la niebla de la creación, nos explica Unamuno a través de su personaje, coincidiendo con la cita de Borges en el Aleph . El deseo bastó para llegar a una persona, para amar a alguien a quien jamás conocimos y de quien ni siquiera sospechábamos de su existencia. Bastó un sentimiento, bastó la voluntad de poder para lograr por un momento hacer el papel de dios aquí en la tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s