Pensar en dos

Por: Anddy Landacay Hernández

Siempre de chiquito tuve todo para mí solo. Los juguetes, la ropa, una madre, un padre. Mi infancia fue fácil. No lo puedo negar. Solo tenía que pedir e inmediatamente alguien se acercaría a mi cuna a decir “que necesitas”. Tal vez el psicoanálisis (o el hecho de ser hijo único) tenga razón. Hay muchas formas de forjar un egoísta en potencia.

Nunca tuve amigos, por lo menos no reales. Siempre fueron compañeros de aula, niños jodidos que pasaban ni de los cuales no queda ni el recuerdo. El recuerdo más importante de mi infancia es el hecho de sentarme a ver los transformers en la TV mientras mi madre me preparaba ponche de huevo (con razón lo detesto ahora, el ponche, por si acaso) o también las horas interminables con una tijera en la mano y los recortables que yo mismo hacía en la otra.

“Mi infancia que fue dulce, serena triste y sola” decía Valdelomar. Bueno, quitándole la tristeza, su niñez sería muy parecida a la mía. Encerrado en las cuatro paredes del cuarto en que vivía en JESÚS MARIA aprendí a vivir sin necesidad de interrelacionarme con nadie más que con mi madre. Eso explica muchas cosas. No es que mi madre no me quisiera dejar salir, al contrario, la pobre hacía denodados esfuerzos por “lanzarme” a la calle. “tu hijo para metido en casa, no se vaya a volver maricón” le decía una vecina me cuenta.

Entonces me llevaba a fiestas donde no bailaba. A visitar a otros niños, donde no hablaba. Supongo que si no fui autista era de suerte. Recuerdo que una vez en el colegio me cagué los pantalones durante una formación y no tuve el valor de decirle a la auxiliar el “pequeño” incidente solo por esa maldita imposibilidad mía para hablar y tuve que esperar a llegar a casa para poder decírselo a la única persona en quien confiaba.

En realidad mi vocación por la soledad era algo innato. Supongo que alguna parte dentro de mi estaba mal con respecto al mecanismo de integrarme al mundo. Para hacer amigos y para amar es necesario pensar en dos, escuché alguna vez. Y yo seguía mi vida tan solitaria, pensando solo en mí.

Supongo que a estas alturas dirás, “a mi que carajo me importa si te cagaste de niño o no”. En realidad tal vez, este sea un gran ejercicio de introspección.

Bueno, como te habrás dado cuenta, hay cosas en la infancia que nos marcan. La timidez es algo que se derivó de esa forma tan especial de ser de niño. Incluso, ahora, aún me quedan rezagos de timidez (aunque no lo creas, no te rías) y estudiar ciencias de la comunicación fue un pretexto para poder vencer de una vez ese rubor que tenía antes al dirigirme a las personas. En eso si he cambiado y mucho. Con lo que me he demostrado a mi mismo la inmensa capacidad que tengo para reinventarme una y otra vez.

El otro problema, mi egoísmo, mi terrible y nietzcheciano egoísmo ha sido el verdadero problema en mi vida. Y del que no tuve conciencia sino hasta varios meses después de estar contigo. Siempre me pregunté porque mis relaciones no funcionaban, porque siempre, al final retornaba a mi soledad muy contento pero con una duda: ¿Seré yo? Y siempre me decía pero si yo soy YO (con un aire de emperador) y decía como Vallejo, ah bueno….!allá ellas!!, allá ellas!!….

No tenía conciencia. Mi madre me decía que yo era malo. Que no quería a nadie. Y yo decía pero no puede ser. ¡Si yo me quiero bastante! Y con esa actitud llegué a tu vida. Tu fuiste testigo de aquella forma de ser tan insoportable y absurda. Y tu, sin quererlo fuiste cambiado mi vida, aunque yo me haya negado a aceptarlo una y otra vez por culpa de ese terrible orgullo que tantas veces me he dejado jodido, siendo yo tan jodido.

Pero ahora ya no tengo vergüenza a decir lo que siento. Eso es algo que aprendí de ti. A decir que lo que uno siente sin miedo, sin temor al que dirán y sobre todo, aprendí a PENSAR EN DOS. Algo impensable en mí. Es cierto, me cuesta aún hacerlo. Pero es difícil cambiar los patrones de infancia. Estoy luchando contra el psicoanálisis, estoy mandando a la mierda toda esa vaina freudiana y casi he quemado en mi cabeza los libros de nietzsche. Pero hoy, amo. En realidad todo, absolutamente todo me ha servido para darme cuenta cual es la verdadera esencia del amor y sobre todo del que ama.

El que ama realmente puede ir en contra incluso de aquello que antes defendía con su propia sangre. El que ama es capáz de transformarse y adaptarse al frío o al calor del momento. En realidad en el amante y en el amor hay grandes dosis de locura, aquello a lo que siempre fui reacio por culpa de mi racionalidad y toda esa mierda. Tengo miles de defectos, pero sabes que también los puedo controlar. Gracias a ti tengo la fuerza suficiente para mantener a raya mis demonios. No separes el amor de la relación. En realidad el amor es la única fuerza que puede cambiarlo todo. El amor sin la perfección en la relación puede funcionar. Pero dime tu: ¿qué relación, por más compatible que sea, sin amor… perdura?

Me enseñaste a pensar en dos. A sentir en dos. Fui sincero. Nunca había tenido necesidad de alguien, pero ahora es diferente. Ya no puedo estar en mi cuarto viendo los transformers, ¿aunque algo de eso me queda no?.El hecho de enterrarme en tu mueble para ver South Park.. ¿no? yo entiendo lo terrible que es eso. Pero ahora me doy cuenta que el zorro del principito tenía razón, son esos pequeños detalles, el tiempo que uno pasa con la persona que ama lo que la hace única e irrepetible. Lo descubrí en tus besos, en tu terquedad, en tu locura, en aquellas cosas que la gente llama imperfecciones: pedos, eructos, golpes de cariño. Hoy entendí que amar es pensar en dos y que una relación consiste en enamorar a tu pareja cada día….como si fuera la primera vez……. y hoy es un buen día.

http://www.landacayhabla.tk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s