“¿No sé qué estudiar, alguien me puede ayudar?”.

“¿No sé qué estudiar, alguien me puede ayudar?”. Esta parece ser la pregunta clave cada vez que se llega a quinto de secundaria y las confusiones caen sobre la cabeza de los futuros postulantes. Y empieza la comparsa interminable de consejos: papá me dice esto, mamá me dice el otro, mi hermano dice que es mejor esto, mi tío dice que es mejor lo otro. Y en ese momento, todos empiezan a hablar de la vocación, pero nadie sabe a ciencia a cierta qué es la vocación. Lamentablemente la palabra Vocación, ha sido tan manida que hasta ahora muchas no saben realmente cual es su significado real.

Vocación viene de la raíz latina Vocatio y del verbo Vocare, es decir: llamar, por lo consiguiente podemos decir que la Vocación es un llamado. Ahora, en su origen religioso Vocación significaba “el llamado de Dios” y se refería a aquellos hombres que deseaban abrazar los hábitos y servir a Dios para siempre.

Posteriormente la palabra vocación pasó a tener un sentido laico y se le empezó a relacionar con la “voz interior propia” que define nuestras preferencias y orientaciones. Es decir aquello que nos gusta y por lo cual nos inclinamos inconscientemente desde nuestra infancia.

Sí, contrariamente a lo que muchos creen, mucho antes de dar nuestros primeros pasos ya empezamos a sentir nuestra vocación. Desde el niño aquel que le gusta explorarlo todo, a aquel que le gusta estar más cerca de la gente y pasando por aquel que prefiere estar más tiempo frente a la televisión o la PC.

Y por eso es muy importante que los padres estén atentos a ver durante esos primeros años como se comportan sus hijos, es decir
si tienen un carácter observador, curioso, reflexivo, inquieto, comunicativo, etc., puesto que esas características irán definiendo desde pequeños cual será su vocación el resto de su vida.

Las Preguntas Clave

Javier Echevarria, el reconocido psicólogo y actor señala que es un error limitar la orientación vocacional solo a la elección de carreras. Según su explicación, la vocación es un proceso interno a la cual se llega haciéndonos cuatro preguntas básicas: Qué me gusta, Para qué hago lo que me gusta, como lo hago y dónde quiero estar.

Cuando hablamos de Qué nos gusta debemos empezar a darnos cuenta de aquello que nos llamó la atención desde niños. Es decir, si preferimos al ser humano, si preferimos la naturaleza o talvez preferimos los objetos que ha construido el ser humano. “Tenemos que ver si somos descubridores, constructores, comunicadores o conectores”.

Cuando nos referimos al Cómo lo hago tenemos que evaluar si preferimos trabajar con el pensamiento, con el decir, o talvez con el sentir o el hacer.

Cuando hablamos de Para qué hago aquello que me gusta nos referimos a la motivación que nos hace llevar adelante alguna acción concreta, estas motivaciones se definen por la necesidad de  saber, la necesidad de expresar, la necesidad de dirigir y la necesidad de servir.

Dónde quiero estar. Esta es la pregunta clave que muchos jóvenes nunca se llegan a plantear a tiempo. Es decir, debemos evaluar si nos gusta trabajar en lugares estructurados, competitivos, jerárquicos, abiertos o cerrados, y lo más importante: con gente o sin gente.

Vocación Vs. Profesión

Uno de los errores que suelen cometer muchos colegios, y profesores, es confundir la orientación vocacional con la oferta profesional. Por eso se suelen armar muchas “ferias vocacionales” en las que solo se limitan a hacer pasear a los alumnos por los stands de academias, institutos y universidades para mostrarles las carreras existentes; confundiendo vocación, con profesión. El resultado: cientos de escolares con bolsas de mercados con logos multicolores y ninguna idea clara sobre su futuro.

Como se ha explicado en este texto, la vocación es un proceso de reflexión e interiorización, que tiene un camino independiente al margen de qué carrera se pueda o no estudiar. Y, en este proceso de búsqueda interior, el rol de los padres de familia es fundamental, puesto que su aporte será muy importante para que los jóvenes puedan definir adecuadamente su vocación y canalizarlas posteriormente en una carrera acorde con la misma.

Y desde luego antes de preguntarnos qué estudiar, es mejor definir cual o cuales son nuestras preferencias que nos van a llevar a descubrir nuestra vocación.

About these ads

4 comentarios en ““¿No sé qué estudiar, alguien me puede ayudar?”.

  1. hola ..! a mi me gustaria estudiar diseño de moda, pero se que me tengo que ir lejos y mucho no se dibujar..jeje..
    Este año termino 5to y me gustaria seguir alguna carrera para mi futuro pero estoy muy confundia y necesito ayuda…
    Gacias…Besos

  2. nesesito que me ayuden pues stoy muy confundida al principio quise estudiar contablidad pero al terminar 5 de sec me di cuente que noe ra para mi asi que mi mama se molesto por que no sabia que estudiar y me mando a estudiar medicina a una universidad lejos de mi cas ahora estoy aca tratndo de que me guste medicina pero la verdad no me late no me gusta y kisiera estudiar talves derecho no se que hacer como le hago entender a mi mama que quiero hacer lo que en evrdad kiero pero lo que en verdad quiero aun no lo se que hago

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s