El Idiota Ilustrado

Por: Anddy Landacay Hernández

Es una epidemia que parece extenderse vertiginosamente por el mundo entero, y especialmente en nuestro lindo país. No se trata de un fenómeno ideológico, ni de un movimiento fundamentalista venido del medio oriente, tampoco es consecuencia de una transformación contracultural, ni siquiera de una propuesta de algún colectivo gnóstico. Nada de eso. Me refiero al nacimiento, crecimiento y proliferación de una especie “neo-intelectual” cuyas características llenarían de espanto a Sócrates, a Platón o cualquiera de los mentores del renacimiento italiano.

Distinguirlos es fácil. La razón es muy simple: ¡Están en todas partes!. Nadie los ha invitado pero igualito aparecen. Nadie los soporta, pero eso parece tenerlos sin cuidado. Hacen lo imposible para que su nombre destaque en cuanto lugar visible exista (llámese periódico mural, folleto, boletín, diario, revista, y ahora que está de moda: Internet).

En ceremonias públicas son doblemente insufribles. Sólo podrán estar callado 20 segundos, y esto solamente porque considera que los demás también deben hablar, porque de lo contrario no habría forma de demostrar su “superioridad”. Después de haber expuesto todo su basto conocimiento y de haber dejado al público con la mirada puesta en ellos, tomarán asiento y adquirirán la típica pose académica: mano en la quijada, pierna cruzada y mirada impersonal… ¡todo unos dandy´s post-modernos!

Pero como reza el dicho: Dios los cría y ellos se juntan , no dudarán con el tiempo en buscar a sus semejantes y formar una cofradía literaria según ellos para emular a lo que en su momento fue el grupo Colonida del gran Valdelomar. Claro que a la larga eso sería como comparar un caballito de Totora con un trasatlántico inglés.

El siguiente paso de estos personajes será sin duda alguna el sello que lo distinguirá por largo tiempo: el pseudónimo. Para encontrar la nominación perfecta jugarán con las combinaciones más difíciles y rebuscadas, mezclarán el nombre de algún literato nórdico con el de un jesuita convertido al marxismo, o el de un emperador romano caído en desgracia con el de un historiador alcohólico. El resultado : pura huachafería. Pero en su defensa ellos dirán que eso no es huachafo (de ninguna manera) sino Kitsch o como le gusta decir a muchos hoy en día: Cool .

El siguiente paso será la elaboración de extensos ensayos donde disertarán sobre clasicismo, realismo y romanticismo en la literatura universal aunque en el fondo no tengan ni la menor idea de lo que están diciendo. Para darle más “prestancia” a su prosa no vacilarán en citar textos en latín, francés, portugués y hasta arameo lo que será una muestra palpable de su “inconmensurable erudición.”

Otro rasgo muy interesante en este tipo de sujetos es la carencia total de decencia. Son capaces de subir de rodillas y con chapitas todos los escalones que van hacia el cerro san Cristóbal, siempre y cuando vaya adelante una persona que le asegure un “puestecito en algún medio de comunicación. Piquichón, Felpudini y compañía son un chancay de a veinte a su lado.

Definitivamente estos culturosos son el signo tragicómico de nuestro tiempo. Estos que mandan a estampar su nombre en un polo de Inca Kola, que se compran esos resúmenes de a sol que venden los cruceristas y, y que amenazan con desplazar a los verdaderos intelectuales , aquellos que no quieren ni necesitan publicidad, porque se conocen a sí mismos: porque saben que la figuración desmerece totalmente lo aprendido y porque se dan cuenta que la fama la construye Emilio Estefan y Don King en un par de horas, pero la gloria la alcanzan unos pocos a base de esfuerzo y talento…por eso lo mejor es alejarse de ese elite mamarracha que pregona la cultura como si fuera un espectáculo, el mejor conocimiento está fuera de las luces y las lentejuelas… ¡Biba la kultura!

 

18 de abril del 2002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s