LLEGAR A LOS 30… ¡HABLA TIO!

Por: Anddy Landacay Hernández

Hoy cumplo 30 años. No 20, ni 25 y ¾ sino 30 años. Todo sucedió muy rápido, sin previo aviso y sin anestesia. Así es el tiempo compadre, no perdona a nadie. Y aunque me haya  hecho el cojinova, mirando de reojo mi Documento Nacional de Identidad que ya va por su tercera edición; el paso inexorable del tiempo me llegó de golpe cuando en la ultima pichanguita del barrio ya no me llamaron “causita” sino simplemente: “señor”.

Alguna vez de niño me preguntaba que sería de mí a los 30 y hoy ha llegado ese día. Ya no más “joven” o “jovencito”, sino “maestro” o “tío”. Y por más que uno quiera hacerse el loco, en todas tus acciones se delata tu edad. No importa de que se esté hablando siempre habrá alguna palabra o recuerdo que literalmente: te tire dedo.

Es común, por ejemplo, que a veces cuando converso con mis sobrinos sobre dibujos animados se me escapen las referencias a los Thundercats, Mazinger Z o el Vengador; y que todos volteen a mirarme con cara de de-que-chucha-está-hablando-éste-huevón. Eso seguido de la inminente carcajada que a uno no le deja más remedio que sentirse como si estuviera en blanco y negro y encima mal sintonizado.

Creo que el primer síntoma de la “tiéz treintañera” es el uso inconciente y desenfrenado de frases como: “en mis tiempos”,  “cuando yo era niño” o “en mis épocas”.

La música es el signo más clarito. Escuchar, por ejemplo, un teckno en la combi y descubrirse como cojudo tarareando un sonido y siguiéndolo con el pie, mientras a tu alrededor un grupo de escolares y “jóvenes  académicos”  escuchan en su MP3 la última de Aventura o de Wissin y Yandel. Es el momento en que los casettes piratas de “Los adolescentes”, “Magneto” y “King Africa” ya empiezan a oler a naftalina.

Los cambios van sucediendo de a pocos y uno no se da cuenta, o talvez uno no quiere darse cuenta. Llegar a los 30 implica una necesaria reflexión filosófica elemental: ¿Un año más o un año menos de vida

Para los optimistas es un año ganado al azar que rige nuestra existencia, para otros, los fatalistas, sin duda alguna es un peldaño más hacia nuestro cuarto reservado en el cementerio. Lo cierto es que a esto se suman otras jodidas preguntas como cuando uno revisa el armario y descubre el viejo uniforme escolar y dice: ¿cómo coño entraba en este pantalón?

Yo creo que la barriga crece en una relación directamente proporcional a los años adquiridos. O al menos ese es mi caso. Cuando acabé el colegio hace 14 años pesaba 55 kilos, hoy sin duda esquivo a la balanza. Es la vieja paradoja que plantea Milan Kundera sobre la levedad y el peso. ¿Qué es mejor o qué es peor? no lo sé. La sociedad postmoderna parece estar muy clara: lo negativo es el peso. En ese momento es común escuchar los consejos de amigos y parientes aconsejarte: que cuidado con el colesterol, que la glucosa, que la diabetes y recomendarte ir al médico para ver si tu próstata no empieza a caerse a pedazos.

Llegar a los 30 implica también evaluar lo que uno ha hecho o dejó de hacer en la vida y ver que ideas ha definido hasta este tramo del camino y cuales ha desechado para siempre. Uno nunca piensa, siente o disfruta de la vida y sobre la vida de manera uniforme. La vida no es monolítica aunque a veces tenemos que chocar con piedrones.

Mis recuerdos de infancia me llevan a una banca en la Iglesia donde el cura hablaba mientras yo me cagaba de sueño un domingo por la mañana; a  mi madre con su enorme rosario y el olor del incienso en octubre. Hoy sé que el dios cristiano es una bonita historia navideña igual que Elfo o mi Pobre Angelito.

Empecé mi adolescencia como un rebelde comunista que iba a la universidad con mi polo del Che Guevara y coleccionaba libros de Engels, Trostky y de Marx. Creía que Cuba era el paradigma, pero el tiempo y el conocimiento me hicieron ver que ningún Estado: ni de derecha, ni de izquierda puede estar por encima de la libertad del hombre y de su derecho inalienable a elegir su destino.

Talvez haya tenido radical certeza lo que me dijo alguna vez un profesor de filosofía: “los jóvenes son por naturaleza incendiarios, pero cuando llegan a adultos se vuelven bomberos”. Tal vez tenga razón, llegada a cierta edad, sobre todo cuando uno tiene hijos -como es mi caso- piensa las cosas un poco mejor, reflexiona sobre cada acción. Hace 15 años me hubiera metido sin dudarlo, a una protesta en medio de bombas lacrimógenas y una lluvia de agua sucia.

Hoy mis luchas son más personales y menos comunitarias. Mi revolución permanente comienza en las mañanas cuando mi hija de 3 años me pide a besos que le de su leche; cuando se enferma y descubro lo importante que es ahorrar para comprar medicinas; cuando descubro que el materialismo dialéctico no puede competir con la sonrisa de mi hija.

Llegar a los 30 es re-pensarse y re-pasarse o llegar a las mismas determinaciones absolutas: Cualquier tiempo pasado fue mejor, antes había mejor música  y mejores candidatos a la presidencia.

Lo cierto es que la vida pasa como un suspiro. Ayer fui niño, joven y hoy adulto y padre. Mañana, si es que el cuerpo me lo permite, seré anciano y seguramente repasaré estas líneas, espero que con una sonrisa en los labios y no tanto con pañales.

Anuncios

5 thoughts on “LLEGAR A LOS 30… ¡HABLA TIO!

  1. Bien dices que el tiempo pasa sin darnos cuenta… comparto esa idea, pero no puedo dejar de decirte que Pases un Cumpleaños con el cariño de tu familia, tu hija, que es la luz que te despierta cada mañana… Estoy segura que cuando releas estas lineas en el futuro descubriras que no se trata solo de ser calficados como señores por los nuevos residentes de la sociedad, sino que nuestras acciones haran de nosotros, personas respetadas, y eso es lo que vale al final… La juventud es pasajera y solo se debe aprovechar, vivirla en la medida que nos permita ir construyendonos como personas dignas y queridas por nosotros mismos antes que por algun otro…

    Saludos!!! Un abrazo de amigos, como en antaño!!!

  2. solo mas palabreria de tu parte llegas a esa edad y no has logrado tu fin de reclutar parasitos y resentidos atu causa ya estas acabado rojito

  3. Ese diego fuchs parece que está enamorado de andy jajajaja,,,en el foro de rbc siempre escribe sobre el parece una fijación….guardaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…..jajajaja

  4. Te cuento algo más que irás descubriendo a medida que avances por el sorprendente camino de la treintena: (1) Te irás dando cuenta poco a poco que no tienes puta idea sobre nada de este mundo…poco a poco esa certeza de la juventud se irá diluyendo como un hielo en una sartén; (2) Tu pragmatismo irá desarrollándose a tal punto que empezarás a entender frases que antes no entendías, tales como “París bien vale una misa” o que “no importa el color del gato mientras atrape ratones”. Se sacrifican los ideales y se valora mucho más la comodidad y la tranquilidad; (3) aprendes a apreciar las cosas sensuales de este mundo como el olor del café y un buen vino. Diviértete en tus primeros años de tus 30´s, los últimos de los 30´s ya son años más reflexivos y conceptos tales como la soledad (la firme ah!, no la trucha que uno cree conocer durante la juventud) empiezan a tomar forma. Saludos.

  5. en verdad yo estoy por cumplir los 30 y tu reflexion ha causado en mi las mismas emociones. reflexionar sobre lo que hemos hecho, lo que debemos hacer y el tiempo que no s kda, gracias por ese resumen de vida tuyo en el que me siento tan identificada en esta especie de crisis en la que siento que analizo o que he ehcho y que he logrado hasta hoy y setirme satisfecha de haber hecho caso y estudiar auqnue al inicio solo te interesa ir al a disco y chupar con tus amigos, y ahora dependiente de mi profesion veo recorro mi pasado y digo….bienvenidos mis 30 xq ahora escojo con kien salir, escojo q voya comer y no la tipica salida a las salchipapas que se acentaron enmi cadera….ahora yo decido si tengo o no sexo y si m pongo una mini o un exterior viejo riko y abrigadito un domingo en el que no kiero ver a nadie ni salir al mundo pasar viendo tv y pasarla twiteando o en el whats app.
    que vivan los 30 carajo por mi independencia economica, personal y social cosa q no podia hacer antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s