TRICICLO PERÚ

Por: Anddy Landacay Hernández

Sobre el Perú se han hecho infinidad de definiciones: Perú, país adolescente, País de todas las sangres, Mendigo sentado en un banco de oro, etc. Intelectuales de la talla de Mariategui, Basadre, Raimondi, Luis Alberto Sánchez, Arguedas, etc. han aportado sus investigaciones y sus frases célebres. Sin embargo , creo que hasta ahora, la más brillante definición del Perú Contemporáneo no está en los libros, sino en la música y la dio el grupo peruano rockero Los Mojarras cuando compusieron una brillante canción y denominaron al país sencillamente: TRICICLO PERÚ.

El problema es que ahora son pocos los que realizan un análisis social de la música, cuando se sabe muy bien que esta va ligada inevitablemente a realidades profundas y a veces obviadas a propósito. No es por casualidad entonces que Los Mojarras , quienes nacieron y crecieron en el Agustino, uno de los lugares más representativos de ese “Nuevo Perú no oficial” del que nos habla José Matos Mar en su libro Desborde Popular y Crisis del Estado, hayan compuesto esta canción de indudables dimensiones sociológicas.

Las primera estrofa de esta canción que fácilmente podría ser el nuevo himno nacional dice así:

“Triciclo con zapato un vaso de chicha un buen reloj
camisas chucherías de todo en las calles y en montón
persigna la primera venta, las calles están repletas
empuja el triciclo ambulante llamado PERÚ”

El Perú de hoy no es más un vehículo elegante y lujoso como las carrozas de los años treinta, tampoco un práctico Wolksvagen, ni mucho menos un mustang o un mercedes. No, el Perú de hoy es sencillamente “Un triciclo ambulante”, es decir aquel vehículo que sirve para transportar cosas de segunda, cosas viejas, chatarra, “chucherías” que ayudarán a subsistir, a sobrevivir.

Es también una alusión al Perú informal, al Perú que se ha sincretizado: La frase: “Triciclo con zapato un vaso de chicha un buen reloj”; nos recuerda a ese trago tradicional del Perú andino, porque la alusión no es a la chicha morada, sino a la chicha de jora, aquella que se toma en las mañanas en los mercados populares, en la nueva Lima, cuando el trabajador se levanta temprano a ver que le depara el día.

Y así todos “persignamos la primera venta”, porque este es un país con grandes dosis de fe, muchas veces la única forma de sacar fuerzas para no desistir en la lucha diaria: buscar estudio, buscar trabajo, buscar dinero, buscar éxito. También es un indicador de que el Perú es netamente mercantilista, todos en cierta forma nos hemos vuelto negociantes, no por maldad, sino por la misma situación socioeconómica que siempre nos obliga a buscar un beneficio inmediato.

Lógicamente es difícil lograr una estabilidad en este panorama, mucho más si “las calles están repletas”; el otro gran dilema del país y en especial de Lima: la explosión demográfica. Cada vez hay más gente y esto origina que aumenten las necesidades pero en relación inversamente proporcional a las posibilidades de satisfacción de las mismas. La teoría Maltusiana parece comprobarse en nuestra capital, así podemos ver los resultados: 40 mil postulantes para solo 4000 vacantes en la UNMSM, Infinidad de colas para un solo puesto de trabajo, la aparición de las técnicas de multinivel que basan su éxito en la cantidad y no en la calidad, las agencias de empleo que estafan a la gente, las deudas que no se pagan, la desnutrición, las enfermedades, el comercio ambulatorio, el aumento de la delincuencia, etc.

Claro, el Perú sigue su andar y las notas de los Mojarras también:

“Los micros están repletos la gente se apresta a trabajar
Obreros, empleados, doctor, enfermera y hasta un capitán
van mirando sus relojes mientras el microbusero
impulsa estos pistones llamados PERU
.”

Aquí tendríamos que decir que no sólo están repletos los micros, sino también los coasters, las combis, los colectivos y los mototaxis. Como la población seguía creciendo a pasos agigantados, en los 90 llegaron al Perú, sobre todo del Asia, nuevas unidades de transporte y así se origina el caos en las pistas, los accidentes y los problemas entre municipalidades. Todos buscan llegar como sea a su centro de trabajo, mucho más cuando los transportistas deciden realizar sus paros, en ese momento el paisaje es aterrador, allí sí la gente es capaz de viajar hasta en un Triciclo.

Obreros, empleados, doctor, enfermera y hasta un capitán; eso quiere decir que todos aquellos que no somos ni congresistas, ni ministros, ni presidentes, vivimos “democráticamente” la caótica realidad del país, nadie se salva, sino vean las noticias:, malos productos, negligencias médicas, policías corruptos y asaltantes, todos incluidos en esta vorágine llamada PERÚ.

Es curioso que se mencione por segunda vez en la misma canción al “reloj”. Eso quiere decir que el peruano común y corriente vive pendiente siempre de la hora (al parecer al que no le importa mucho eso es al Presidente) siempre esta diciendo, “Uy, que hora es”, “ya no me queda tiempo”, “me voy volando”. El tiempo se ha convertido en un valor muy preciado, el peruano vive para trabajar y muchas veces se ve obligado a dejar su propia vida (amigos, mujer, familia) porque la realidad le dice que necesita más de un trabajo para poder sobrevivir, por lo tanto cuando llega a casa lo que único que desea hacer es dormir. Y siempre se vive con esa presión implícita que nos inculca el ideal de progreso. Porque somos “pistones”es decir , parte de un engranaje social y debemos cumplir nuestras funciones aún a costa de nuestra propia vida.

Dentro de la canción, la parte que más se acerca al ideario de los peruanos, es esta:

“Todos a la cima todos quieren llegar
no importa el camino todos van a llegar a la cima: felicidad
el pobre a ser rico el rico el rico a ser rey
el rey a la gloria la gloria inmortal …resurrección
vuelve a empezar muchos zapatos vamos a gastar para llegar…”

Esta es una estrofa sencillamente genial, a pesar de lo duro que resulta vivir en el país, el peruano siempre guarda esa esperanza de salir adelante y todos “queremos llegar a la cima”, ese es el ideal del progreso del que hablé en el párrafo anterior, pero vemos que no es un ideal material sino un estado sublime del alma, que a veces nos parece tan lejano: la felicidad. Todos estamos en la misma escalera según esta visión: el pobre, el rico, el rey, todos estamos imbuidos en este mundo complejo y aunque muchas veces nos odiemos, nos necesitamos mutuamente aunque sea para justificar nuestros odios. Y se habla siempre de “volver a empezar” de una “resurrección” es decir, un “renovar la esperanza” que es lo que hacemos en cierta forma cada 5 años, y esto conlleva inevitablemente a “hacer camino al andar” a “gastar muchos zapatos” a luchar, a sufrir, a sacrificarnos por alcanzar la “cima”.

Y es curioso que esta canción finalice con las letras de un conocido vals que declara ese amor escondido que tenemos los peruanos a este país que decimos odiar y que en cierta forma nos describe, tercamente enamorados de las causas perdidas, de las esperanzas, cuando nos descubrimos de pronto cantando a todo pulmón……..

“Alma para conquistarte , corazón para quererte
y vida para vivirla junto a ti…..”

WWW.LANDACAYHABLA.TK

Anuncios

3 thoughts on “TRICICLO PERÚ

    1. ¿Has visitado Perú? ¿Has visto toda su cultura? ¿Leíste el blog completo? Aunque Perú tenga sus debilidades (como cualquier otro país), es un hermoso país, donde viven personas iguales a las de cualquier parte del mundo 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s