Feliz Día, Papá soltero

Por: Anddy Landacay H.

fmHoy es mi sexto Día del Padre. Tamos jodidos, después de los 30 los años pasan a la velocidad de la luz, qué neutrinos ni ochos cuartos. Este es mi sexto Día del Padre. Es cierto, pero es un año diferente. Esta vez Mayara ya no vive conmigo. Sí, señoras y señores soy un papá soltero.

Desde que nació mi hija he tenido una relación muy cercana a ella. Si alguna experiencia religiosa ha quedado en mi vida, esa debe ser sin duda mi vínculo con Mayara. Su aparición sobre la tierra fue todo un reto a mi egoísmo.

No importa lo que haga o deje de hacer. Desde que nace un hijo su imagen se vuelve omnipresente, desde los llantos de madrugada producto de los gases, desde las coplas diarreicas sobre los pañales, desde la leche que hay que preparar de madrugada, desde los momentos de sufrimiento cuando se enferma por algún rotavirus (gracias Diseño Inteligente) o simplemente desde cuando llegas a casa cansado y ves a tu hija con cara de ¿Papá vamos a jugar?

No había forma de desprenderme de Mayara. Desde que tiene uso de razón la recuerdo brincando a la cama sobre su madre con la taza en la mano (ella nunca tomó biberón) para despertarme golpeándome en la cabeza al grito marcial de: ¡Papá, mi Tutu!

Tutu, en el universo de Mayara era una taza amarilla con pico que su tía Mily le había traído de EEUU y desde entonces prepararle la leche todas las mañanas se convirtió un ritual impostergable. En el mundo de los adultos estos detalles pueden parecer cojudecitas, pero en el mundo de los niños se hacen muy muy trascendentes.

Es cierto, con los niños uno tiene que desarrollar una paciencia de budista, sobre todo si uno está frente a la computadora intentando escribir algo y tu hija quiere que le tomes atención, incluso ahora mientras escribo esto tengo a Mayara echada en mi espalda leyendo el Word sobre mi hombro, silabeándome al oído.

Hace casi un año me separé de la madre de Mayara. Y desde entonces hemos tenido que variar un poquito nuestra forma de relacionarnos. No sé en animo de qué espíritu machista las leyes peruanas determinan que los hijos se tienen que quedar con las madres, pero en fin, desde esa fecha he tenido que adaptarme al hecho de solo verla los fines de semana.

Los viernes en la noche son los días más esperados, no para ir a tonear, no para cobrar, sino porque son los días en que vuelvo a ver a ese pedacito de persona que me lleva a una plenitud incomprensible.  La llamo todos los días, pero no hay nada como tenerla frente a frente, aquellos viernes en la noche, cuando la veo cruzar la reja de su casa con su muñeca en la mano y su mochila en la otra conozco nuevamente lo que es la felicidad.

Luego su madre me entrega una pila de cuadernos y libros con tareas pendientes y la mochila con ropa para el fin de semana. Es un espectáculo aparte cuando ando por la calle con mi mochila, la maleta, los juguetes de maya, más de una vez le he dicho: Hija, cuando regreso contigo a casa parezco un Ekeko.

Por eso no tengo forma de comprender a los padres que se quejan que no tienen tiempo para los hijos. Mi tiempo con Mayara es escasísimo. Además del trabajo, y las miles de cosas que hay siempre por hacer en casa, trato de hacer de las 48 horas que tengo con ella, restándole las horas de sueño, algo mágico, único e irrepetible.

Es cierto que es jodido, porque requiere algún sacrificio, sobre todo cuando algún sábado te la pegas y al día siguiente muy temprano tu hija ya está lanzándose sobre ti gritando en el tono de William Wallace:  ¡Papá vamos al parque!

El tiempo es una maldición, se va rápido. Por eso cada segundo con mi hija es valioso (sobre todo si no vives con ella) y no hay nada que se compare con eso. Ir al museo, al parque, a las bibliotecas, al teatro, o simplemente estar en casa leyéndole cuentos, cantando sobre dinosaurios o planetas, o contándole sobre los átomos, Einstein y la vida de Galileo y ver como aprende y entiende al mundo, como dice el comercial de MasterCard, no tiene precio.

Anuncios

6 thoughts on “Feliz Día, Papá soltero

  1. Es uno de los mejores post que te leo, en verdad , me considero un ser indolente y hasta cierto punto egoista e insensible, pero cuando uno habla (escribe) de los hijos tocan una fibra sensible en mi (creo que de las poquísimas que tengo) y me identifico claramente contigo. Yo si vivo con mi hijo, pero los rituales de tomar la leche, el tenerlo como lapa todo el rato que estoy en casa, son cosas que “mastercard” jamás podrá comprar y hasta me inclinaría apostar una preferencia por mi que por su mamá (cosa que no quiero hablar al aire libre, pues sonaría a competencia entre los padres, lo cual jamás debería ocurrir). Soy el que le pone mano firme a mi enano, sin tocarlo claro, pero aun así creo que sigo siendo su héroe, el cual no debería desaparecer como tal de su vida. Admiro el sacrificio que haces por tu hija, pero entiendo que no es un sacrificio propiamente dicho porque el amor a los hijos no entiende de cansancios y de problemas. Me he metido (así no me inviten ) en las escuelas para padres del colegio y siempre trato de mejorar. Ese sentimiento de amor y protección que uno desarrolla cuando se es padre, no tiene punto de comparación con nada. Es por eso que veo con indignación a otras personas que tienen el título de padres sólo “entre comillas” y no hay un compromiso real. El amor que me dieron mis padres se ve reflejado en el que le doy a mi hijo y creo que eso es muy relevante. Felicitaciones amigo, eres un excelente padre y si alguien dice lo contrario, pues deja que el tiempo pase, pues los hijos son los mejores críticos de nuestras acciones como padres. Se dice que no se debe juzgar a los padres, pero no de ser ciegos. Uno sabe si fue buena o mala o regular la crianza que se te ha dado. Y es mejor cuando tus padres han cometido errores y tu no pisas la misma huella. siendo conciente de lo bueno y lo malo. No es una labor fácil (nadie dijo que ser padre es fácil), pero en verdad es una de las más gratificantes cuando lo hacen con amor y dedicación como tu. Un saludo por tu dia y como padre, sigue así cumpa. Un abrazo.

  2. Que lindo que valores el tiempo reducido que tienes con Maya, pues yo entre sus horas de colegio,tareas y tardes de siestas no nos queda mucho tiempo y el unico dia libre se va contigo y no podemos planear mucho, pero cada momento es bello aunque sea al verla dormir y sobre todo cuando no quiere que la suelte en las noches y sujeta mi mano para asegurarse que estare con ella . Nose si somos buenos papas supongo que ella y el tiempo nos lo dira . Sigues escribiendo muy lindo. Saludos Sr Landacay.

  3. EN LA VIDA UNO SE ENCUENTRA CON CADA COSA , A VECES IN CORREGIBLES OTRAS , DECEPCIONES , TRISTEZAS. PERO MUCHAS VECES CUANDO SOMOS JOVENES SOMOS MUY AIROSOS Y RETAMOS A LA LEY DE LA VIDA . CRUZAMOS LA LINEA DE LA RESPONSABILIDAD Y LA FANTASIA . CREEMOS QUE LO SABEMOS TODO , SENTIMOS QUE SOMOS DUEÑOS DE LA VERDAD. OTROS EN CAMBIO LE PONEN MESURA Y LOGRAN DARSE CUENTA EVITAR CAER EN EL FANGO DE LA NOSTALGIA Y DE LA TRISTEZA. AL FINAL QUIENES PAGAN LOS PLATOS ROTOS SON LOS MAS INDEFENSOS , AHI ES CUANDO TARDE NOS DAMOS CUENTA DE LA SITUACION . PERO QUE QUEDA POR HACER SEGUIR ADELANTE , LEVANTAR LA MIRADA AL CIELO Y PEDIRLE AL TODO PODEROSO NOS DE FUERZAS PARA NUNCA DESFALLECER ,PORQUE ESE PEDACITO DE CIELO ME ESPERA EL FIN DE SEMANA. LUCHA DIA A DIA ESTUDIA MIENTRAS EL TIEMPO TE SEA PROPICIO ,JAMAS TE SIENTAS QUE YA ERES LO SUFICIENTE SIGUE Y SIGUE ESTUDIA, PREPARATE PORQUE CUANDO ELLA CREZCA TE VA NECESITAR MAS AUN , MAS QUE HOY MAS QUE AYER, SU FUTURO DEPENDE DE TI SOLO DE TI . SUERTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s