¡NO TE METAS CON LA PAISANA JACINTA! ¿O SÍ?

Por: ANDDY LANDACAY

Imagen relacionada“¡ÑA, ÑA, ÑA, ÑA, ÑA, ÑA! Claro pi cojudo”. Mi buen amigo Christian C. solía imitar a la Paisana Jacinta en nuestras épocas universitarias. Y no puedo negar que en medio de ese chongo grupal nos arrancaba carcajadas con sus acostumbradas performances. Pero claro, desde entonces han pasado casi dos décadas, el mundo no es el mismo, tenemos internet, hijos y hasta la selección ha llegado al mundial. A pesar de todo, lo que no cambia es la respuesta al personaje de JB que ahora llega a las salas de cine con lleno total. Creo que esto, sin duda merece una reflexión sobre un punto fundamental: ¿De qué nos reímos los peruanos?

Ponía el ejemplo de las aulas universitarias porque parte de un hecho real: muchos de los gags, frases, y sonidos que hacía ese personaje se han insertado fuertemente en nuestra habla y chacota cotidiana.  Probablemente más de una vez haya(mos) respondido con el famoso: “Claro Pi Señorsh”. Simplemente en ánimo humorístico.

Y aquí debemos detenernos un segundo y reflexionar sobre el origen de todo esto que nos hace reír. Porque en estas circunstancias fuertemente emocionales es que se esconde la trampa sobre el personaje y la construcción del mismo.

¿ARQUETIPO O ESTEREOTIPO?

El personaje de Jorge Benavides nace inicialmente como una secuencia dentro de JB NOTICIAS y posteriormente da el salto a su propio programa. Se inicia en la famosa lavandería en la que juega con las adivinanzas en doble sentido (sexual) con la actriz Haydee Cáceres que termina siempre exaltándose hasta que Jacinta le da la respuesta correcta.

Esta secuencia elemental es la que le da el éxito posterior que deriva en el programa propio.

La canción que abre el programa resume fuertemente el destino y contexto del personaje en todos los demás capítulos:

“me voy para Leeema
vosh buscarsh fortuna (bis)
ya lo conozco la capital
ay mamasita me vosh mareash! (bis)
aqui los cerros tienen ventanas
aqui en la lema bailan las aaaguas

Vosh bushcar trabajo
què me ira a tocarsh? (bis)

Limpiando lunas, vendiendo frunas
voy a comensarsh (bis)
ya lo conozco la capital
aya mamashita me vosh marearsh
aqui los cerros tiene ventanas
aqui en la lema bailan las aaaguass”

En resumen es: una mujer andina que viene a Lima para mejorar su calidad de vida, no tiene nada, así que comienza “recurseándose” en la calle. Pero lo más interesante es la segunda parte: su alusión a los cerros y al mar. Nos está diciendo que es una persona que no entiende en donde está y todo le parece raro, a pesar de lo obvio para nosotros los espectadores.

Aquí hay que hacer una precisión porque JB siempre se ha defendido (y muchos otros ahora como Federico Salazar y Butters) aludiendo al hecho de que se trata de una ficción y que por lo tanto no daña a nadie. Incluso han hecho símiles (alucinantes) con obras de Botero, obras de MVLL (Pantaleón y las visitadoras) y hasta con los personajes de CHAPLIN y CHESPIRITO.

Lo que pasa es que, al igual que JB confunden, intencionalmente o por desconocimiento, la diferencia entre un arquetipo y un estereotipo. Mientras el primero es un recurso muy utilizado en la literatura y cine, lo segundo es un elemento nocivo y facilista, mucho más cuando se impulsa mediante medios de comunicación.

Vamos a las definiciones más básicas que nos da el DRAE:

” Arquetipo: Modelo original y primario en un arte u otra cosa.”
” Estereotipo: Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable.

Hagamos un simple ejercicio:

¿Qué nos viene a la mente cuanto mencionamos la palabra MILLONARIO?

Probablemente una persona ataviada con pieles, joyas o un yate y lanzando billetes. (No, no he pensado en Daddy Yankee)

¿Y qué nos viene a la mente cuando decimos POBRE?

Probablemente veamos a una persona debajo de un puente con ropa socia y pidiendo limosna

Esas respuestas inmediatas que nos vienen de inmediato y sobre las cuales no solemos reflexionar son los ESTEREOTIPOS.

El ARQUETIPO es una construcción diferente, marca una forma única, exclusiva, sobre cómo desarrollar una idea.

Hagamos otro ejercicio mental:

Si menciono la palabra OGRO lo más común es imaginarnos a un monstruo verde, salvaje que vive en el bosque y que siempre reniega y odia a todos.

Y así era hasta que apareció SHREK que es un ARQUETIPO que rompe el ESTEREOTIPO y nos muestra un ogro que termina salvando a la princesa y mostrando valores que hace que nos encariñemos con el personaje.

Esta diferenciación es interesante porque deja en claro que en un 95% la PAISANA JACINTA responde a un estereotipo que (probablemente) se origina desde nuestro conocido encuentro con los españoles.

INDÌGENA= Bruto, Ignorante, sucio, hábil solo para trabajos manuales y para obedecer. Era el estereotipo imperante.

Nuestro proceso de mestizaje tampoco ayudó mucho, solo busquen el origen de la palabra CHOLO y verán como los roles estereotipados se perpetúan y continúan hasta nuestros tiempos.

¿Existe un estereotipo de la mujer andina que viene en busca de un futuro en la capital?

Por supuesto que sí. Hay cientos de estudios y análisis al respecto.

Y lo que hace JB es nutrirse de estos estereotipos para armar su personaje. Pero hay que ser justos, no es el único humorista que lo hace, lo hacen también los famosos “Cómicos ambulantes” (pero eso podría ser materia de otro ensayo) y también se presentan en otros niveles fuera del humor.

Entonces es claro que antes de la creación del personaje de JB ya existía un ideario de MUJER ANDINA:

A nivel psicológico: Torpe, bruta, sucia, incapaz de aprender o de lograr éxitos intelectuales, relegada a labores domésticas o trabajos eventuales.

A nivel físico: vestimenta: colorida, polleras y la clásica Lliclla cruzada donde las mujeres siempre llevan a sus bebés.

A nivel lingüístico: La forma de hablar del español masticado, “motoso” y dónde se confunden las vocales E por I y U por O por la ausencia de éstas en el quechua.

(Hay que aclarar que ninguna de las otras mujeres andinas representadas hasta ahora en programas de humor tenían esta gama de ítem combinados: “Eduviges” Guillermo Rossini, “Evangelina” Delfina Paredes, “Úrsula” María del Carmen Ureta, ni siquiera las más actuales como Chabuca, Cachucha, Energía o Puca)

JB lo que hace es tomar esta materia prima pre existente y formar un personaje que evidentemente exagera el estereotipo y lejos de cuestionarlo o revolucionarlo (como se hace en los ARQUETIPOS) los REFUERZA.

Los añadidos de su personaje, o lo que puede ser “propio” del personaje se resumen en:

  • Sonidos onomatopéyicos: ÑA, ÑA, ÑA, ÑA, (Que sigo pensando que es una alusión animalìstica) o el Quisquirici (en señal de contrariedad)
  • Andar entreabierto
  • Andar encorvado
  • Tono de lamentación
  • Alusiones sexuales en doble sentido
  • Respuestas agresivas cuando se siente timada

Lógicamente todos estos ítems solo sirven para reforzar los estereotipos, en ningún momento se contraponen ni los cuestionan.

¡PERO SI ESO DA RISA!

Otro argumento recurrente en su defensa es que es parte del “humor de los peruanos”. Al respecto hace poco leí un texto de mi amigo el psicólogo y actor Javier Echevarría y además la entrevista que le hizo Henrry Spencer a propósito de su artículo “Chongueritos”. En esto texto Javier hace una radiografía psicológica de aquello de lo cual nos reímos:

Esta reflexión la hice con una amiga con la que trabajo y que ha vivido muchos años en Alemania, y me contó algo que fue el destape de una verdad que por tenerla tan cerca no había visto.  Me dijo que los latinoamericanos allá, cuando había una reunión, preguntaban cuántos hombres peruanos van a ir. Si había más de 4 peruanos preferían NO IR. La reflexión que tenían es que el humor del hombre peruano era demasiado agresivo. “¿Qué problema tienen los peruanos con el físico del otro ah?” Se preguntaban. Todas sus bromas son “chino, gordo, flaco, negro etc. y ¿qué problemas sexuales tienen? “ Todo es con doble sentido y el amaneramiento es lo que más les divierte al parecer. En realidad se referían más a los limeños o a los de toda nuestra costa.”

Y según Javier, el humor peruano es utilizado sobre todo en Lima, como un vehículo de acercamiento ante la falta de habilidades sociales y que mientras menos recursos de comunicación se poseen, pues el humor se pone más agresivo.

Es interesante la parte en que señala como se le pide al otro (es decir al que es víctima del bullying) que tenga correa, que se aguante porque “el que se pica pierde”. Si te quejas pierdes. Esto es una forma muy enraizada de mantener un status quo.

Al respecto de este punto, es interesante lo que plantea el profesor e investigador Daniel Salas en el episodio 5 de su podcast EL SIGNO INVISIBLE sobre LA PAISANA JACINTA.

En esta edición, responde algo que también ha sido muy común en los comentarios en defensa del personaje por estos días: ¡POR QUÈ NO PIDEN QUE SAQUEN ESTO ES GUERRA O COMBATE! ¡Eso si es una porquería! ¡LA PAISANA AL MENOS NOS HACE REIR!

Es interesante porque Salas da cuenta de cómo JACINTA es un personaje que genera defensores furibundos en redes sociales y abiertamente, mientras que por el contrario los programas de los chicos Reality no tienen defensores abiertos (que no es lo mismo que consumidores), y es más, hasta se han convocado marchas en Facebook para pedir su cancelación.

La precisión importante es que LA PAISANA JACINTA es un objeto de bullying social, un personaje al que todos pueden pegar, agredir y ponerse en un “status” por encima de ella. Reírnos DE ELLA, no con ella.

Hay explicaciones interesantes también de como al negar el evidente sesgo racista del personaje incluso personas de padres andinos (como el autor de esta nota) o (directamente nuevos migrantes) podemos hacer una distinción ELLA-YO-NOSOTROS. Entonces elaboramos una argumentación así: ELLA ES FICCIÓN, ELLA NO SOY YO, ENTONCES TODOS NOS PODEMOS REIR DE ELLA y repetir los gags y los discursos estereotipantes mencionados.

¿Y qué pasa con los chicos de EEG o COMBATE? Pues ellos representan un imaginario de gente joven, exitosa (en el sentido de tener fama y dinero) y belleza física extrema. Esto obviamente en contraste con la PJ puede llegar a JODER emocionalmente porque no son ESTEREOTIPOS a quienes podemos ridiculizar al mismo nivel que al personaje de JB. A lo mucho podemos decir que son BRUTOS, pero ¿eso realmente importa en este universo de códigos y apariencias?

Como en el cuento Paco Yunque, cuando el personaje dibuja una serie de monos jalándose la oreja en una escala de mayor a menor, donde está el más grande al que nadie la jala la oreja y al otro extremo el que no le puede jalar la oreja a nadie, el estereotipo de Jacinta se ubica en este último eslabón.

Hay observaciones interesantes de como otras sociedades que también afrontan el problema del racismo han avanzado hasta el punto de lograr tomar conciencia de lo peligroso que son los estereotipos racistas y lo importante que es una adecuada representación de sectores de la población y otras culturas. Al respecto, Marco Avilés, autor de “No soy tu cholo” da una interesante respuesta a un artículo de Renato Cisneros:

“Acá en los Estados Unidos, que es un país muy racista, sería imposible que una película así circule en circuitos comerciales. Una película que se puede entender como la imagen que tiene el mainstream (el poder) de una población vulnerable (los indígenas, los negros). Existía a principios del siglo pasado, y puedes buscar videos de Al Jolson en Youtube, un artista blanco que se pintaba la cara de negro y hacía cosas para que la gente que no era negra se riera de ese negro de ficción que encarnaba los estereotipos de los negros de verdad. Eso es visto ahora como parte de la historia. Nada así se estrenaría en circuito comercial y no porque censuren esas expresiones, sino porque la sociedad y el mainstream han internalizado lo que es y no es el racismo. Ser racista acá equivale a ser pedófilo o violador de mujeres. Mira la equivalencia. Racista = pedófilo = violador.”

Marco Cifuentes comentando el éxito de la película COCO recordaba como en los años noventa se retiró solapadamente al ratón Speedy González, debido al crecimiento de la comunidad latina y su cada vez mayor presencia en los EEUU, sin embargo, con el tiempo se pidió su reposición seguramente porque durante muchos años fue el único latino protagonista en las pantallas gringas.

Al respecto señala: “Imposible dejar de asociar todo esto con la Paisana Jacinta. Un poco como Speedy Gonzales, es posible que la popularidad de la Paisana Jacinta se deba a que, en todos estos años, es el único personaje que representa a una mujer andina que ha protagonizado una serie de ficción y una película comercial en el Perú. No hay otro caso. Ni uno solo. Que en realidad no sea ni mujer ni andina, es solo una confirmación de nuestro racismo y misoginia.”

EVOLUCIÒN, CINE Y RESPUESTA CIUDADANA

Siendo objetivos, el programa de la Paisana Jacinta ha presentado cambios desde su aparición en JB NOTICIAS hasta esta versión en el cine.

En sus primeras temporadas las agresiones físicas, verbales y los rasgos cavernícolas del personaje eran mucho más recurrentes.

Ya no ves a Vílchez o Hugo Losa diciéndole: LLAMA, GUANACO o SERRANA APESTOSA o comparándola con un animal, por poner algunos ejemplos “ilustres”. Y además en versiones más recientes ves al personaje hablándole a la cámara tratando de dar algún consejo moral.

Lógicamente esto es parte de una impostación y “lavada de cara”, debido a que un buen sector de la sociedad civil prácticamente (en una lucha de años) obligó a Benavides a reformular mucho de su personaje tras sus vueltas a las pantallas. De no haber existido una respuesta de parte de diferentes organizaciones y ciudadanos probablemente seguiríamos viendo a Jacinta comiendo basura o emulando a un animal.

Siempre me ha dado curiosidad las motivaciones de Jorge Benavides al crear este personaje o al otro inefable NEGRO MAMA, solo hay dos opciones: o JB no es capaz de interiorizar los problemas que genera con su personaje (es decir no se da cuenta) o simplemente lo sabe pero le es rentable y por eso insiste en mantenerlo.

La carta que publicó para defender su película ha sido para mí sumamente reveladora:

1.png

2.png

Es decir, JB no tiene la menor capacidad de asumir una visión crítica de su personaje. Ni tampoco argumentos. Es decir para él las reprobaciones de organismos como las del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de las Naciones Unidas y opiniones de analistas extranjeros son parte de un plan de persecución de sucias ongs que quieren atentar contra su libertad de expresión.

Pero sin duda para mí la mejor parte de su carta es esta:

carta

Esta es la propia palabra del autor. Sin duda la primera parte demuestra que tiene una visión paternalista (además de ignorar el trabajo que se hace desde muchos años atrás por parte de diversas organizaciones que empoderan a mujeres del ande) y por otro lado queda claro que para JB, en el año 2017 la mujer del ande que viene a Lima sigue viniendo a mendigar, a limpiar lunas y vender frunas. ¿No les recuerda eso a la canción del programa?

Queda claro que a JB no le interesa en lo absoluto generar un ARQUETIPO en torno a esta realidad. El solo la seguirá reforzando.

La película “La paisana Jacinta en búsqueda de Wasaberto” que tuve que ver obligado para terminar este ensayo es solo la continuidad de este “imaginario” del autor. Si bien ya no hay agresiones hacia ella como en 1999, Jacinta nunca ha evolucionado en el sentido de que sigue siendo un personaje torpe para entender cosas sencillas (escena con el padre del barrio), inútil con el progreso tecnológico (escena del avión) hambrienta (se roba la comida de la vecina al llegar a su pueblo) animalizada (escena donde Julinho le dice: NO ME COMA) dependiente (siempre tiene que llegar una persona a ayudarla para resolver algo: Notaria, niña ángel, Policía, etc.). En suma los mismos estereotipos con los que se creó el personaje persisten hasta la actualidad.

Finalmente quiero hacer una invocación a todos los que se han reído con esta película y que sin duda alguna vez lo han hecho con los gags de este personaje. Porque no se trata de nuestros gustos personales, sino de reflexionar sobre aquello que nos hace reír y aquello que no. Esto va más allá del mismo JB y del personaje de Jacinta. Este es solo la cara más visible de un problema terrible que vivimos como país.

Recordemos que somos un país que ha vivido una terrible guerra interna donde, según cifras de la CVR, tuvimos como saldo más de 69 mil víctimas, de ellas el 75% tenía como lengua materna el quechua. Las cuatro regiones más afectadas fueron Huancavelica, Ayacucho, Apurímac y Huánuco, considerados los lugares más pobres del país (INEI 1994; PNUD 2002). Y en la región Ayacucho, el mayor número de víctimas (40%).

Recordemos que somos un país que ha vivido (y vive) de espaldas al drama de millones de peruanos donde las cifras revelan quienes han padecido serias situaciones de violencia precisamente por su condición andina y quechuahablante.

Pensemos un momento en el trasfondo de este humor que separa, que envilece y que nos dice claramente (con mensajes tras mensaje) quien ES EL OTRO.  Por su vestimenta, por su color de piel, por su género, por su incapacidad de hablar bien el español o por la falta de oportunidades porque en su colegio un maestro enseña hasta tres grados diferentes y tienen que caminar una hora para llegar a clases. Las ficciones pueden hacer que confundamos desde niños disparidad de oportunidades con discapacidad. QUE NO ES LO MISMO.

Pensemos un momento, solo un momento: si gritamos y nos sentimos UNO solo por los colores de una camiseta durante 90 minutos, tratemos de extender esa visión colectiva más tiempo y empecemos a exigir que las brechas que nos dividen se acorten y eso empieza por entender que el OTRO también existe y que definitivamente NO es una grotesca caricatura.

 

Anuncios

Un comentario en “¡NO TE METAS CON LA PAISANA JACINTA! ¿O SÍ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s