Partido Perú Vs. Chile: 90 minutos para ser peruanos

Hoy a las 6 pm se realizará el partido de fútbol entre la selecciones de Perú y Chile y, como ya es costumbre cada vez que chocan estos equipos, se ha exacerbado hasta la saciedad el patrioterismo y chauvinismo en todos los medios de comunicación. Al margen de cual sea el resultado de este encuentro ha quedado en evidencia una vez más que nuestro “espíritu nacional” solo aparece alrededor de una pelota y claro, frente a Chile.

Hace 6 años escribí un artículo titulado Sobre el curioso nacionalismo peruano en el cual hice referencia a este tema tan complicado que es la identidad nacional y de la siempre inconclusa tarea de consolidarnos como una nación. Y desde ese tiempo me he dado con la sorpresa que este muy humilde texto ha sido motivo de discusión en varios foros en donde peruanos y chilenos “se sacan los ojos” virtualmente hablando.

De más esta decir que he sido atacado y considerado “antiperuano” y “antipatriota” por haber dicho que nuestro nacionalismo es tan real como la virginidad de la Cicciolina. Y claro, cuando señalé que nuestro nacionalismo solo duraba 90 minutos y sólo cuando jugamos contra la selección de Ecuador o Chile, fui condenado a quemarme en uno de los infiernos de Dante.

Es que para un peruano cuestionar el nacionalismo es un pecado, una herejía que me merece la excomunión de esta Santa Madre Patria.

Esta semana Magaly Medina señaló en al diario chileno Las Últimas Noticias que nuestros jugadores de fútbol eran unos fracasados. Inmediatamente y como un resorte, tirios y troyanos, han saltado indignadísimos criticando a la bocona por su “deslealtad” a la patria a pocas horas de la batalla a muerte en el estadio monumental.

Lógicamente esta reacción hepática ante la afrenta a la nación se ha visto multiplicada porque la persona que la dijo fue la Urraca, la maldita, la ex convicta. Una vez más se ataca a la persona y no al argumento, lo que en las falacias del lenguaje se llama argumentum ad hominem.

Este es un claro ejemplo de lo que se llama patrioterismo. Lamentablemente nuestra prensa deportiva y nuestra hinchada es patriotera hasta la huachafería. Y en nombre de esa huachafería esta semana he visto con espanto la retahíla de reportajes con el infaltable “Contigo Perú” de fondo y las imágenes en blanco y negro del dictador Francisco Morales Bermúdez poniéndose la camiseta (mojada de sudor) de Julio Meléndez al finalizar el partido Perú-Chile en 1977.

Y creo que vender cebo de culebra deportiva es más criticable que decir la verdad. Magaly ha dicho algo muy cierto: nuestros futbolistas son unos fracasados.

Saquen el diccionario RAE 2009:

Fracasado. adj. Dicho de una persona: Desacreditada a causa de los fracasos padecidos en sus intentos o aspiraciones. U. t. c. s

Ahora cotejen esta definición con nuestras aspiraciones mundialistas desde el 86 y díganme si no tiene razón.

Para variar este partido ha coincidido con la demanda presentada ante la Corte Internacional de la Haya por el diferendo marítimo con los chilenos sobre la frontera marítima (tema que también es motivo de varias rasgaduras de vestimentas) y ahora no solo se va a jugar por ir al mundial, sino también por el “Mar de Grau”.

Finalmente creo que el encuentro de hoy tiene que quedar en el ámbito de lo que realmente significa: un partido de fútbol más. Un partido de una selección de fútbol que ya no tiene posibilidad de ir al mundial de Sudáfrica 2010, ante la selección de un país con el que afrontamos una cruel guerra, pero que finalmente, estando en el siglo XXI apunta a lo mismo que nosotros en conjunto: al desarrollo.

Caer en la demagogia y decir que estamos ad portas de una guerra es tan patético como el anuncio constante del fin del mundo de los Testigos de Jehová. En todo caso las guerras de hoy se libran en otros planos: la economía, la política, la ciencia, etc. Pero para poder hacer frente a estos retos, primero debemos revisarnos y cuestionarnos como país y ponernos de acuerdo en que queremos que sea el Perú: un país atrasado, con un discurso con los resentimientos de 1883 sospechando siempre de Chile o un país que empieza a mirar hacia adentro, mirando nuestra diversidad y respetándola.

Si no empezamos por definir una identidad, tratando de ver más allá de los discursos de Ollanta y de Donayre, y dejando de buscar la unión por el conflicto con el “otro”, nuestro nacionalismo siempre durará 90 minutos en el Estadio jugando contra Chile y al sonar el silbato final nos iremos como siempre a odiarnos, envidiarnos y a burlarnos del quechuahablante, del negro, del gay, del pobre. De las tulas, los toledos, los negros mamas y las paisanas jacintas. ¡Arriba Perú!

(*) Foros donde se discute el artículo citado:

http://es.5wk.com/viewtopic.php?f=4&t=105678&start=0&st=0&sk=t&sd=a&view=print

http://www.forosperu.net/showthread.php?t=18926&page=3

http://www.skyscraperlife.com/peru/10074-autocritica-peruana-sobre-el-patriotismo.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s